logotipo

NOTICIAS

Roelant de Waard: “Ford elevará la fabricación de coches híbridos en Almussafes”

18 de septiembre de 2017

- Entrevista al vicepresidente de ventas y marketing en Ford en Europa

Roelant de Waard (Oegstgeest, Holanda 1962) no es amigo de predecir el futuro pero confía plenamente en cómo el desarrollo de las gamas de Ford y su posicionamiento hacia la venta de vehículos más equipados y de más calidad (con mejores márgenes para la compañía) sustentarán la ansiada rentabilidad de la automovilística estadounidense en Europa, de la que el año pasado les privó el brexit y la devaluación de la libra. Afirma, en una entrevista con Cinco Días durante el Salón del Automóvil de Fráncfort la semana pasada, que la tecnología eléctrica para los vehículos es claramente el futuro pero asegura que los coches híbridos “van a tener mucho que decir” hasta que los eléctricos sean una realidad asequible y de masas.

La fábrica de Ford en Almussafes (Valencia) es la única en España que ensambla un modelo híbrido, un Mondeo. Los sindicatos quieren hablar ya de las nuevas asignaciones para la instalación y han pedido a la compañía que introduzca un nuevo vehículo de este tipo en producción. ¿Es posible?

Lo primero, vamos a impulsar más la producción del actual Mondeo híbrido, un coche muy importante. Hemos pedido a Almussafes que examine y plantee cómo podemos subir la producción de este modelo y vamos a examinar, sin ninguna duda, qué más podemos hacer con esta tecnología en la fábrica, si podemos introducir más.

Todas las marcas están presentando sus nuevas gamas eléctricas en este Salón ¿Cuál es su estrategia con esta tecnología en Europa?

Es definitivamente la tecnología del futuro. La clave es desarrollar los productos correctos a un precio asequible y en el tiempo adecuado. Hemos anunciado una inversión de 4.500 millones en estos desarrollos y presentaremos nuestro primer todocamino puramente eléctrico en 2020. En 2019, tendremos una furgoneta Transit híbrida enchufable. Estos modelos sí van a suponer una diferencia en la calidad del aire de las ciudades porque hacen trayectos urbanos.

¿Cómo cree que va a evolucionar el mercado europeo este año y a medio plazo?

El mercado mantiene el crecimiento, liderado por Francia, Italia y España. Estamos ya oficialmente al nivel de matriculaciones de antes de la crisis aunque España, por ejemplo, aun puede tener recorrido. Si las ventas siguen creciendo a este ritmo, el mercado cerrará el año que viene con 18 millones de unidades matriculadas. Esto es un mercado muy sano, incluso mayor que el de antes de la recesión.

¿Cómo se va a comportar Ford en este mercado?

Se va a comportar muy bien. En lo que llevamos de año, hemos crecido un 3%, con 1,04 millones de vehículos matriculados. Hay varias novedades que nos van a ayudar como el nuevo Ecosport , que compite en el segmento de todocaminos compactos, el que, previsiblemente, será el de mayor crecimiento de Europa. Esperamos muchas ventas en este segmento con este nuevo modelo y con sus versiones de más equipamiento. Tenemos el lanzamiento de la Transit Custom y el año completo de ventas del Fiesta, el compacto más vendido de Europa. Esperamos que en los dos próximos años, cerca del 80% de nuestros vehículos sean totalmente nuevos o se hayan renovado. Todo esto nos permitirá una buena evolución.

El año pasado, la filial europea no entró en beneficios por el impacto del brexit, que redujo en 600 millones sus ganancias. ¿Serán rentables este año?

Por supuesto.

¿Qué impacto esperan este año del brexit?

La razón por la que el brexit nos supuso un problema para la rentabilidad fue por la devaluación de la libra. Al mercado le ha costado un poco recuperarse de esta situación. Estamos sorprendidos, sin embargo, de la fortaleza que ha demostrado el mercado británico. Los volúmenes se mantienen estables, con una previsión de cierre de año de unas tres millones de matriculaciones. Con estos datos, el riesgo es menor y nuestro mix de ventas es muy positivo, en términos de valor y de márgenes. Estos factores nos van a ayudar a recuperar este descenso. Para el año que viene, sin haber dado aún previsiones de beneficio, estamos preparando una estrategia para que todos los mercados colaboren a mitigar el descenso del mercado británico. No podemos adivinar el futuro ni cómo van a ir las negociaciones del brexit pero no es realista pensar que solo el mercado británico va a compensar este descenso de 600 millones en los beneficios. Tenemos que pedir mejores rendimientos a todos los mercados.

¿Incluida Rusia?

El mercado ruso está recuperándose a su vez, aunque tiene dificultades con el tipo de cambio, que fluctúa mucho. Estamos recuperando cuota de mercado pero nuestra prioridad número uno es recuperar la rentabilidad en Rusia.

¿Necesita Ford modelos nuevos para reforzarse en algún segmento o entrar en algún nicho de mercado ?

No, creemos que tenemos una cartera de producto muy amplia y estamos satisfechos con ello. Más no significa mejor. Estamos tratando de mejorar lo que tenemos, vendiendo las gamas de más calidad y mayor personalización de cada modelo, que son las que nos dejan más margen. El Fiesta es un claro ejemplo de ello. Teníamos el objetivo de que el 50% de las ventas de Fiesta fueran de la serie ST Line, la más equipada, pero ahora hay mercados en donde se están planteando hacer el 80%. La gente elige vehículos pequeños en muchos casos, no por precio sino por el tamaño en sí mismo y por eso, están dispuestos a pagar más por mayor confort y equipamiento.

¿Cuánto van a crecer las ventas de estos vehículos más equipados en sus cuentas?

Aún esperamos crecimiento pero ya hemos incrementado. En el Kuga, han pasado de representar el 20% al 30% y en el Edge, la versión deportiva ya es el 50%. Las versiones Vignale (las de más alta gama) suponen una media del 20% de las ventas pero en algunos mercados, representan el 50%. Esto demuestra que la marca puede cubrir un rango muy amplio de posibilidades. Creemos que nuestra marca puede abarcar todos los segmentos del mercado.

¿Y en el mercado español?

Las ventas de alta gama suponen un tercio del conjunto de matriculaciones de Ford en España. Hemos hecho grandes progresos en un mercado muy sensible al precio y muy competitivo.

¿Tiene intención de competir con las marcas de alta gama con estas versiones?

Me gusta decir que somos una alternativa a las marcas de alta gama. Está claro que un modelo como el Mustang ha quitado clientes a marcas alemanas, por ejemplo. Obviamente, con Kugas a 40.000 euros, estás compitiendo en esa horquilla de precio pero tenemos nuestra propia personalidad, diferente, que crece exponencialmente.

+ Informacion: cincodias.elpais.com