logotipo

NOTICIAS

La Comunitat Valenciana se marca como objetivo los 260.000 vehículos eléctricos en 2030

22 de septiembre de 2017

Al menos ese es el objetivo que se ha marcado el Govern en su Plan del Vehículo Eléctrico y la Infraestructura de Recarga, plan que presentó ayer el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana, Rafa Climent. Elaborado por el Instituto Valenciano de la Competitividad Empresarial (Ivace), en colaboración con el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), el plan prevé para ese año un total de 270 puntos de recarga rápida y 2.100 puntos de recarga semi rápida en toda la Comunitat.

“Nuestro objetivo para 2030 es que el 25% de los vehículos de nuestro territorio sean eléctricos”, dijo ayer el conseller Rafa Climent, que presentó en Valencia el Plan del Vehículo Eléctrico y la Infraestructura de Recarga junto a la directora general del Ivace, Júlia Company. Según Climent “necesitamos una movilidad más sostenible, que apueste por sistemas alternativos de transporte y que nos permita reducir nuestra dependencia de los derivados del petróleo”. Para el titular de Economía, “este Plan nace de la necesidad de estimular la demanda de los vehículos eléctricos, desarrollar una verdadera infraestructura de recarga y establecer una serie de medidas de acompañamiento que permitan conseguir los objetivos propuestos”.

Junto al objetivo de implantación del vehículo eléctrico, situado en 260.000 vehículos en 2030, el Plan recoge también los objetivos en materia de infraestructuras de recarga. Así se contempla conseguir para 2030 un total de de 270 puntos de recarga rápida (30 minutos de tiempo necesario para la recarga del 80%) y 2.100 puntos de recarga semi rápida (entre una y dos horas para la recarga del 100%). Según la Conselleria -que señala que el transporte es el principal consumidor de energía de la Comunitat Valenciana (el 40% de la energía final)-, la consecución de los objetivos que marca el Plan lleva asociada una importante disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero, que el Plan sitúa en 622.000 toneladas de CO2".

La Mesa de la Movilidad Eléctrica

Uno de los objetivos inmediatos del Plan es crear la Mesa de la Movilidad Eléctrica de la Comunitat Valenciana. La Generalitat lo hará a través del Ivace. La idea es que se sienten en torno a esa mesa representantes de las administraciones, las empresas, los sindicatos, asociaciones de consumidores y usuarios, "así como otros actores sociales y económicos relevantes en relación con la movilidad eléctrica". La Mesa deberá analizar "la evolución de la movilidad eléctrica y, en particular, el grado de avance en relación con los objetivos planteados en este Plan".

Sobre el particular, Climent ha hecho hincapié en que “solo desde la colaboración y la implicación de todos conseguiremos avanzar con éxito". En ese sentido, el conseller ha reclamado al Gobierno central una apuesta real por la movilidad eléctrica sin la cual es imposible alcanzar los compromisos planteados”. El titular valenciano de Economía ha sido crítico en ese sentido: la implicación del Gobierno Central -ha dicho- es "claramente insuficiente, y por ello le reclamamos un compromiso real, que se traduzca en ayudas suficientes para impulsar la movilidad eléctrica”.

A partir de un análisis de la situación actual

La directora general del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial, Júlia Company, ha acompañado a Climent en el acto de presentación del nuevo Plan. Company ha explicado que ese documento "analiza la situación actual de la movilidad eléctrica en nuestro territorio: número de vehículos eléctricos, de estaciones de recarga, gestores de carga, etcétera". Así mismo -ha añadido la directora del Ivace-, el plan repasa "el estado de la tecnología asociada y las barreras existentes para el despliegue de la infraestructura del vehículo eléctrico".

Por otra parte, Company ha precisado que toda la infraestructura de recarga para los vehículos eléctricos será "interoperable con el resto de territorios y sin restricciones de acceso previas, con un sistema de pago sencillo, ágil y eficaz para los usuarios". El Plan valenciano prevé para 2030 dos estaciones de recarga rápida (con tres tomas cada uno de ellos ) cada 50 kilómetros, que estarán situadas en las principales vías de circulación interurbana y áreas periféricas de las principales ciudades, así como en puntos vertebradores y garantistas de la movilidad.

En cuanto a los puntos de carga semi rápida previstos, se instalarán -informa la Conselleria- en los principales núcleos urbanos distribuidos según factores socio-económicos, haciendo hincapié en los centros del sector terciario tractores de movilidad, como centros comerciales, centros deportivos, etcétera, y puntos vertebradores.

Para la consecución de estos objetivos, ha subrayado Company, “el Plan contempla toda una batería de medidas, entre ellas, un conjunto de incentivos económicos que la Generalitat, a través del Ivace-Energía, pondrá a disposición de las empresas y ciudadanos para fomentar tanto la adquisición de vehículos eléctricos, como la implantación de infraestructura de recarga”.

+ Información: energias-renovables.com