logotipo

NOTICIAS

UE, año 2030: más del 80% de los vehículos seguirá siendo de motor de combustión

9 de noviembre de 2017

Esa es toda la ambición que ha puesto la Comisión Europea (CE) en su Paquete de Movilidad Limpia Horizonte 2030. La CE ha aprobado hoy un paquete legislativo cuyas medidas afectarán a los vehículos que se vendan en el Viejo Continente a partir del año 2025. Los turismos y furgonetas que se vendan aquí desde esa fecha tendrán que emitir un 15% menos que los vendidos en 2021; mientras que los vendidos a partir de 2030 tendrán que emitir un 30% menos (con respecto al mismo año-base: 2021). Según la Comisión, ese 30% es tan ambicioso como realista. Los más críticos discrepan sobre lo ambicioso de ese objetivo. La propia Comisión reconoce que "More than 80% of the new vehicles will still have an internal combustion engine in 2030", o sea, lo que apuntamos en el titular.

La Comisión Europea acaba de difundir un comunicado en el que explica que ha dado hoy "un paso decisivo para la aplicación de los compromisos suscritos por la Unión Europea en virtud del Acuerdo de París en lo que respecta al objetivo vinculante de reducir nuestras emisiones de CO2 en al menos un 40% de aquí a 2030". El "paso decisivo" dado por la Comisión en aras de la materialización del Acuerdo de París se resume en lo susodicho: -15% en 2025 (con respecto a las emisiones de un vehículo vendido en 2021) y -30% en 2030 (mismo año-base). Hasta el año 2014, el máximo de CO2 emitido por estos vehículos estaba fijado en 130 gramos por kilómetro recorrido; ese año, la nueva norma rebajó el listón hasta los 95 gramos para turismos y 147 para furgonetas; y, ahora, desde esos 95 y 147, respectivamente, la Comisión propone las dos rebajas susodichas: un -15% a partir de 2025 (se podrá emitir aproximadamente 80 gramos de CO2 por kilómetro recorrido); un -30% a partir de 2030 (aproximadamente 69). La "ambición" de la Comisión habría quedado muy matizada por el "realismo" que habría impuesto la industria del automóvil, que emplea, según la propia Comisión a 12 millones de personas en el Viejo Continente.

El comunicado difundido hoy por la Comisión así lo apunta

En él, la CE expresa su preocupación porque las ventas de turismos nuevos de la UE (con respecto a las ventas mundiales) han caído 14 puntos en los últimos nueve años: desde el 34% (2008/2009) al 20% actual. La Comisión establece estos nuevos objetivos para las emisiones medias de CO2 "a fin de mantener -dice en su comunicado- la cuota de mercado y acelerar la transición hacia los vehículos de emisiones bajas y nulas". Al marco global -en el que está ganando presencia la industria del automóvil asiática- también ha aludido el vicepresidente responsable de la Unión de la Energía, Maroš Šefcovic, que ha dicho que el paquete de propuestas presentado hoy crea las condiciones necesarias para que el sector europeo del automóvil lidere la transición energética mundial "en lugar de seguir a otros". El comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, también ha aludido a China e India como los grandes competidores de la Unión Europea en dos vectores: el vehículo eléctrico y las baterías.

"Los mejores turismos, los más limpios y competitivos"

Šefcovic se ha mostrado convencido de que las medidas incluidas en ese paquete incitarán a los fabricantes europeos a producir "los mejores turismos, los más limpios y competitivos, y esto, a su vez, les ayudará a recuperar la confianza de los consumidores" (muy afectada tras el primer escándalo de las emisiones -el que protagonizó Volkswagen- y, sobre todo, tras el segundo: el dieselgate, que afectó a la mayoría de los fabricantes de automóviles, que, de un modo un otro, habían disfrazado las emisiones reales de sus vehículos). A pesar de que los objetivos ahora establecidos son "raquíticos", según han denunciado ya algunas oenegés ecologistas, el vicepresidente Šefcovic ha dicho que considera que este es "un gran paso en la dirección correcta". El objetivo intermedio 2025 de la Hoja de Ruta hoy aprobada va a propiciar -ha dicho Cañete- que se inicien las inversiones "desde este mismo momento, mientras que, con los objetivos de 2030, ofrecemos estabilidad y marcamos una dirección para que se mantengan estas inversiones".

La Comisión explica el paquete de movilidad limpia consta de los documentos siguientes

• Nuevas normas sobre emisiones de CO2 destinadas a ayudar a los fabricantes a aceptar la innovación y suministrar vehículos de bajas emisiones al mercado. La propuesta también incluye objetivos tanto para 2025 como para 2030. El objetivo intermedio de 2025 garantiza que las inversiones se pongan en marcha desde ahora. Por su parte, el objetivo de 2030 ofrece estabilidad y marca una dirección a largo plazo para que se mantengan estas inversiones. Estos objetivos contribuyen a impulsar la transición de los vehículos con un motor de combustión convencional a los vehículos limpios.

• La Directiva sobre vehículos limpios, que fomenta las soluciones de movilidad limpia en las licitaciones de contratación pública y de ese modo establece una sólida base para estimular la demanda y el mayor despliegue de soluciones de movilidad limpia.

• Un plan de actuación y soluciones de inversiones para el despliegue transeuropeo de la infraestructura para los combustibles alternativos. El objetivo es lograr un mayor nivel de ambición en los planes nacionales, incrementar la inversión y conseguir una mayor aceptación por parte de los consumidores.

• La revisión de la Directiva del transporte combinado, que fomenta el uso combinado de diferentes modos para el transporte de mercancías (p. ej. camiones y trenes), hará que sea más fácil para las empresas obtener incentivos y, por tanto, alentará el uso combinado de camiones y trenes, gabarras o barcos para el transporte de mercancías.

• La Directiva sobre servicios de transporte de pasajeros en autocar, que promueve el despliegue de las conexiones en autobús de larga distancia en toda Europa a fin de ofrecer opciones alternativas al uso de vehículos particulares, contribuirá a reducir en mayor medida las emisiones del transporte y la congestión en las carreteras. En consecuencia, habrá más opciones de movilidad, de mayor calidad y más asequibles, especialmente para los ciudadanos con menos recursos económicos.

"La iniciativa de las baterías -asegura la Comisión- reviste una importancia estratégica para la política industrial integrada de la UE, especialmente de cara a que los vehículos y demás soluciones de movilidad del mañana y sus componentes sean inventados y fabricados en la Unión".

+ Información: energias-renovables.com