logotipo

NOTICIAS

Geely (Volvo) compra Terrafugia: así será el primer coche volador en 2019

15 de noviembre de 2017

- Zhejiang Geely, propietario de Volvo Cars, completa la compra de la tecnológica estadounidense

- El modelo Transition tendrá un precio estimado de 279.000 dólares

El fabricante de automóviles chino, Zhejiang Geely, propietario de Volvo Cars, ha finalizado la adquisición de la empresa tecnológica Terrafugia, que se encuentra en pleno proceso de desarrollo del primer vehículo volador, que lanzará al mercado en 2019. La empresa estadounidense, con sede en Massachusetts, ha desarrollado un prototipo de un coche volador plenamente operacional, que ahora pasa a estar bajo el control de la matriz china. Un objetivo, el del coche volador producido en serie, que se ha perseguid tanto desde el sector de la aviación como desde la industria automovilística desde hace décadas.

Según el acuerdo alcanzado, Terrafugia, fundada por el ingeniero aeronáutico Carl Dietrich, del Massachusetts Institute of Technology (MIT), continuará con su actividad en su sede en Estados Unidos y seguirá centrándose en la misión de desarrollar automóviles voladores. En 2019, el primer coche volador llegará al mercado, que estará disponible para 2023, con el sistema de despegue y aterrizaje vertical VTOL. Con un precio estimado que supera los 270.000 dólares, la empresa ya ha comenzado a recibir pedidos para comprar el coche volador, para lo que hay que realizar un depósito de 10.000 dólares. Todo sea que no se produzca un nuevo retraso en su lanzamiento, como ya ha ocurrido con anterioridad.

El primer prototipo del Transition Terrafugia se mostró en 2009. Entre las características técnicas, el Transition puede volar a una altitud máxima de 10.000 pies (unos 3.000 metros) y podrá alcanzar una velocidad de crucero en el aire de 100 millas por hora 320 kilómetros por hora. 

Pero el desarrollo del coche volador no queda en Transition, un proyecto que casi está en el mercado. Lo último que han dado a conocer desde esta empresa pionera es el proyecto TF-X, una evolución del coche volador que pretende sustituir el motor de combustión por dos motores eléctricos. 

"El apoyo que Geely ha prometido para hacer que la visión de Terrafugia de un automóvil volador sea una realidad comercial no tiene precedentes, y asumo este papel con plena confianza para el futuro", ha afirmado el consejero delegado de Terrafugia, Chris Jaran.

Dietrich, junto a cuatro compañeros ingenieros y pilotos, comenzó en 2006 la aventura de crear un modelo de coche volador. Para el co fundador de Terrafugia, la compañía "nació con la visión de cambiar el futuro del transporte" con prácticos vehículos voladores y, al formar parte de Geely Holding Group,"podremos alcanzar ese objetivo".

"Nuestra inversión en la compañía refleja nuestra creencia compartida en su visión y estamos comprometidos a extender nuestro apoyo total a Terrafugia, aprovechando las sinergias proporcionadas por nuestras operaciones internacionales y nuestra trayectoria de innovación, para hacer que el automóvil volador sea una realidad ", ha señalado el fundador y presidente de Zhejiang Geely Holding Group, Li Shufu.

+ Información: cincodias.elpais.com