logotipo

NOTICIAS

Energía: el reto en Europa es alcanzar más de un 60% de suministro con energías limpias para 2030

28 de noviembre de 2017

Frente al aproximadamente 29% que representan actualmente las energías renovables en el suministro energético europeo, el reto del sector pasa por incrementar este porcentaje hasta más del 60%. Esta ha sido una de las conclusiones de la jornada Energytalks que se ha celebrado en el Museo del Traje de Madrid organizada por EDP Renováveis y en la que se ha tratado de establecer cuáles debían ser los pasos a dar para combatir el cambio climático y cumplir el Acuerdo de París.

Todos los participantes en el debate –João Manso Neto, CEO de EDPR; Markus Tacke, CEO de Siemens Gamesa; Teresa Ribera, Co-Presidenta de REDS; Carlos Zuloaga, Global Head of Energy de BBVA; y Mar Asunción, Responsable de Clima y Energía de WWF España; Marion Labaut, Public Affairs Director de Eurelectric; y José Luis Blasco, Responsable Global de Sostenibilidad de KPMG–  han coincidido en señalar que la solución está en esta fórmula: innovación + energías renovables. 

El acto, que estuvo moderado por Montserrat Dominguez, directora del HuffPost, fue clausurado por Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, quien aseguró que el gobierno concibe "la lucha contra el cambio climático a largo plazo pero las consecuencias de dicho cambio no esperan y las estamos viendo ya. Es momento de hacer más, y ello nos lo va a permitir la Ley de Cambio Climático y Transición Energética”. 

La apertura corrió a cargo del CEO de EDPR, quien dijo que mientras que "hace menos de 20 años las compañías sólo estaban preocupadas por su negocio e interés, hoy eso ha cambiado. La sociedad y el respeto al entorno en donde operan son hoy parte fundamental de su papel en la sociedad”.  En este sentido, Manso Neto añadió que “los objetivos en materia energética no sólo deben cumplirse, sino que deben sobrepasarse para crear un entorno sostenible real”, y para alcanzar este objetivo “las energías renovables van a tener un protagonismo clave, pues son una fuente de energía competitiva que ya es una realidad”.

Markus Tacke, CEO de Siemens Gamesa, definió tres de los principales problemas que debe resolver el sector: seguridad energética, calentamiento global y aumento de la demanda, encontrando la solución en “la apuesta por la tecnología y la digitalización del sector, que van a generar grandes oportunidades en aspectos como la mejora de la vida de las turbinas  o del almacenamiento de la producción, aspectos clave para el futuro del mercado”.

Innovación no solo técnica, también social

Teresa Ribera, Co-Presidenta de REDS, hizo hincapié en la importancia de que junto a la transición de carácter técnico se produzca “una innovación social y una mejora de la gestión política, porque la innovación debe ir siempre acompañada de un apoyo de las instituciones que faciliten y acompañen en este proceso”.

En la misma línea se expresó Carlos Zuloaga, Global Head of Energy de BBVA, quien aseguró que “organizaciones internacionales, reguladores, políticos, inversores, mercados e instituciones financieras, entre las que se sitúa BBVA, están activamente trabajando en cumplir los objetivos de sostenibilidad”.

Por su parte, Mar Asunción, Responsable de Clima y Energía de WWF España, centró su intervención en la importancia crucial de combatir el cambio climático, y reivindicó mayor implicación por parte de la administración. “La Ley de Cambio Climático y Transición Energética es una gran oportunidad para crear los mecanismos para que España abandere esta lucha contra el cambio climático”.

Marion Labaut, Public Affairs Director de Eurelectric, recordó que aún queda mucho por hacer, pues, si bien “desde los años 90 se ha descarbonizado la electricidad alrededor de un 35%, la prioridad es la descarbonización total para el año 2050, y para lograrlo la clave son las energías renovables”.

José Luis Blasco, Responsable Global de Sostenibilidad de KPMG, centró su intervención en el aspecto más social, resaltando que dentro “la cuarta revolución industrial que atraviesa la sociedad no sólo cambiará la forma en la que se hacen las cosas, sino que cambiará a las propias personas”, y, esto repercutirá en el sector energética pues “el consumidor pasará de ser un cliente a ser un gestor de su propia energía”.

+ Información: energias-renovables.com