logotipo

NOTICIAS

Mercedes empezará a producir a finales de 2018 su autobús eléctrico Citaro E-Cell

30 de noviembre de 2017

El tiempo para los ensayos y las pruebas ha terminado”. Con esta frase, Mercedes Benz ha activado la cuenta atrás hacia su autobús eléctrico, el Mercedes-Benz Citaro E-Cell. Finales de 2018 es la fecha señalada en el calendario por la fabricante alemana para el inicio de la producción en serie de este vehículo para el transporte público que “marcará nuevos estándares en áreas importantes” de la electromovilidad.

El anuncio, y la declaración de intenciones, parte de Gustav Tuschen, responsable de desarrollo de Daimler Buses. “La conducción eléctrica ya no es un nicho, es un jugador principal”, asegura antes de pronosticar que para 2030 el 70% de los autobuses urbanos que se registren contarán con sistemas de conducción libres de emisiones. En esta línea, de hecho, doce capitales acaban de comprometerse a incorporar a sus flotas solo autobuses limpios a partir de 2025.

Al margen del futuro del mercado, los datos aportados sobre el futuro Citaro E-Cell llegan a pequeñas píldoras, por lo que muchas de las características de estos modelos están todavía por desvelar. Sin embargo, la firma alemana ha adelantado algunos detalles sobre aspectos vitales para los vehículos eléctricos.

El primero de ellos es, sin duda, el de las baterías y, con ello, el de la autonomía con la que contará este nuevo modelo que se sumará al mercado de los autobuses eléctricos. Así, Mercedes optará por un sistema modular de baterías de ion de litio. Esta apuesta aportará flexibilidad a los clientes, que podrán optar por distintas configuraciones según sus necesidades. “Cualquier discusión sobre vehículos eléctricos vuelve siempre a un aspecto: las baterías. Ellas dictan el precio, el rango y la capacidad de pasajeros”, sostienen desde Daimler.

Por ello, para apoyar a los potenciales clientes en esta decisión, la firma ha desarrollado un software que guiará a los operadores a lo largo de un proceso de toma de decisiones que implica analizar pesos, número de pasajeros previstos, rutas, etc.

En cualquier caso, de vuelta al Citaro E-Cell, sobre la mesa ese sistema modular flexible y, previsiblemente, las posibilidades de recarga a través de sistemas como los pantógrafos en el techo del autobús. “La tendencia está moviéndose hacia ellos”, admite la firma. Y esto es así porque, pese a que incrementen el peso de los autobuses, este tipo de alternativas propicia un uso más flexible de estos vehículos.

+ Información: ecoinventos.com