logotipo

NOTICIAS

La estrella de la Navidad: la iluminación LED

7 de diciembre de 2017

La iluminación con luces LED suele ser más cara en su compra que la que utiliza otras tecnologías menos eficientes como la incandescente, sin embargo, el ahorro de energía que suponen es muy considerable

El bajo consumo energético de las bombillas LED y su larga vida útil las convierten en la opción más inteligente disponible en el mercado al día de hoy. Además de la iluminación regular de las estancias de la casa, la tecnología LED también viene al rescate en Navidades. Los adornos luminosos con que se ambientan las casas y calles de las ciudades son más eficientes si son LED. Las luces del árbol de Navidad, los renos luminosos de las ventanas, cualquier pieza de iluminación navideña puede encontrarse hoy en su versión ecológica.

Utilizar luces LED garantiza el aprovechamiento óptimo de la energía empleada en la iluminación de navidad. Sin embargo, no es la única consideración a tomar en cuenta en materia de luz. El tiempo de uso diario de esta iluminación también determinará nuestro consumo energético. Encender las luces navideñas durante menos horas al día, apagarlas siempre antes de dormir, no dejarlas encendidas si no hay nadie en casa, dividir la iluminación navideña por fases y usarlas alternativamente, son algunas pautas a seguir. El uso de velas para complementar la iluminación en esta época también es una alternativa ecológica que además creará un ambiente más acogedor.  

Vistiendo la casa con adornos navideños

Además de la iluminación, es frecuente decorar las casas con infinidad de motivos y adornos típicamente navideños. La mejor manera de afrontar esta tarea es intentar reciclar los adornos utilizados en años anteriores y que seguro se encuentran en alguna caja recóndita del trastero. Otra interesante opción, que además puede representar un gran entretenimiento para los niños, es lanzarse al DIY (Hazlo Tú Mismo por sus siglas en inglés) de adornos navideños, aprovechando que internet se llena de tutoriales al uso en estas fechas. Se trata de una estupenda oportunidad para reciclar papeles, cartones o demás trastos que suelen sobrar por casa.

La temperatura ideal para Navidad

El verano aprieta en el hemisferio sur del planeta en esta época y para que no se dispare el gasto energético al refrescar el hogar es importante vigilar el uso que se hace de la climatización. La temperatura ideal para las estancias climatizadas en verano ronda los 25ºC y es más que suficiente para mantener un ambiente agradable. Si la celebración de la fiesta de Navidad puede hacerse al aire libre, por ejemplo, en el jardín con una buena carne a la parrilla argentina, el éxito está asegurado.

Si por el contrario, la Navidad se celebra en el hemisferio Norte, hay que recordar que la temperatura de confort en invierno es de aproximadamente 20ºC. Si la casa se va a quedar sola por algunos días lo mejor es dejarla a 15ºC aproximadamente, así le costará menos volver a una temperatura normal cuando se esté de regreso. Y en caso de tener un grupo de gente numeroso se puede bajar hasta tres grados el termostato, ya que el calor corporal de los presentes hará el resto.

Época de fiestas y celebraciones: comidas, cenas y platos por lavar

En estas fechas se desperdicia mucha comida, así que no está de más prestar un extra de atención para no gastar más de lo necesario en este rubro, además, hay que recordar que los recursos del planeta son limitados. Comprar y cocinar sólo lo necesario que se va a consumir por la familia y amigos requiere de un esfuerzo de análisis previo que sin lugar a dudas valdrá la pena.

Además de la planificación hay otros elementos a tomar en cuenta. Para descongelar alimentos, lo mejor es hacerlo en el frigorífico, ya que se aprovecha el frío que emanan para conservar mejor el resto de alimentos de la nevera. Esto es importante en una época del año en la que se tienden a sobrecargar las neveras. Y a la hora de fregar los platos, lo mejor es cargar bien el lavavajillas y dejarle el trabajo sucio. Así se ahorra mucha más agua que si se lava a mano.

La ilusión de la Navidad

Al final, lo importante en estas fechas es reunirse con familia y amigos y pasar un buen tiempo. Disfrutar y ser responsables con el planeta son dos conceptos que pueden ir de la mano en cualquier fecha y si es en Navidades mejor aún. Tener un poco de conciencia respecto a las tradiciones sale a cuento para el planeta y para el bolsillo.

+ Información: ambientum.com