logotipo

NOTICIAS

La demanda de energía eléctrica aumenta un 1,2% en 2017

20 de diciembre de 2017

La demanda de energía eléctrica peninsular ha crecido un 1,2% en 2017 respecto al año anterior y se ha situado, según las estimaciones proporcionadas hoy por Red Eléctrica de España (REE), en 253.082 gigavatios hora (GWh).

La demanda continúa con el crecimiento que inició en 2015, tras cuatro años consecutivos de descensos, y en 2017, si se corrigen los efectos de calendario y temperatura, el aumento habría sido de un 1,7%.

El año que está finalizando se ha caracterizado por una menor producción eléctrica de origen renovable, que ha sido sólo de un 33,3% frente al 40,8% que hubo el año anterior.

El dato de generación renovable es el peor de los últimos cinco años y es reflejo del impacto que ha tenido la sequía en la producción hidráulica, que ha caído un 48,4% frente al año anterior.

La aportación de la hidráulica fue de un 7% en 2017 frente al 14,2% que hubo el año anterior y al mismo tiempo aumentó la aportación del carbón (un 17% frente al 13,9% de 2016) y la de los ciclos combinados (un 13,9% frente al 10,2% de 2016).

La nuclear fue la tecnología que más contribuyó a aumentar la demanda, con una aportación del 21,5%, seguida de la eólica con el 18,2%, y las importaciones de energía eléctrica cubrieron en 2017, cerca del 4% de la demanda peninsular.

El saldo de intercambios internacionales fue importador por segundo año consecutivo, tras más de diez años de saldo exportador, y ascendió a 9.220 GWh.

Durante 2017, el máximo de potencia instantánea se registró el 18 de enero a las 19:50 horas, con 41.381 megavatios (MW), un 2,2% superior al máximo que alcanzó en el año 2016, aunque está lejos del récord histórico de 45.450 MW que se registró en diciembre de 2007.

La demanda máxima horaria se registró también el 18 de enero, entre las 20:00 y las 21:00 horas, con 41.015 megavatios hora (MWh), un 2,2% superior a la máxima horaria de 2016.

En cuanto al parque de generación eléctrica en España, en 2017 disminuyó por segundo año consecutivo y finalizó el año con 104.517 MW de potencia instalados, un 0,6% menos que el año anterior.

El descenso habido en 2017 se ha debido, principalmente, al cierre definitivo de la central nuclear de Santa María de Garoña, de 455 MW, que permanecía inactiva desde finales de 2012.

La red de transporte eléctrico ha registrado un incremento de 215 kilómetros de circuito, 139 kilómetros en el sistema peninsular (110 kilómetros de 400 kilovoltios y 29 de 220 kilovoltios), con lo que éste alcanza los 40.769 kilómetros.

En los sistemas no peninsulares, la demanda anual de energía eléctrica ha subido un 2,6% respecto al año anterior, hasta los 15.422 GWh.

La demanda creció en Baleares un 3,8%; en Canarias, un 2%, y en Melilla, un 1,1%, mientras que en Ceuta descendió un 4,1%.

Además, en estos sistemas se pusieron en marcha un total de 76 kilómetros de circuito, entre los que destaca el refuerzo del eje Gran Tarajal-Matas Blancas, en Fuerteventura, para evacuar la energía generada en el sur de la isla.

+ Información: elperiodicodelaenergia.com