logotipo

NOTICIAS

Las automovilísticas redoblan su apuesta por el vehículo eléctrico

23 de enero de 2018

- El conjunto de las empresas del motor incrementan sus inversiones, que ya ascienden a 73.000 millones de euros en todo el mundo

- China recogerá la mayor parte de las inversiones por tratarse de la zona del mundo con más apoyo a los eléctricos

El vehículo eléctrico es la estrella. Acaparando menos del 1% del mercado mundial, las automovilísticas están, sin embargo, redoblando sus apuestas por este nuevo tipo de movilidad más limpia de cara a cumplir los objetivos medioambientales de regiones como Europa o China y para tener automóviles capaces de circular por los centros urbanos que están cerrando el tráfico a sus vehículos más contaminantes.

En conjunto, las empresas del motor han anunciado inversiones de más de 90.000 millones de dólares (73.000 millones de euros) en el desarrollo de nuevos modelos y baterías de recarga en un plazo de unos 10 años. Y creciendo, tal y como afirman los analistas de Reuters.

Y ha sido Ford, en el marco del Salón del Automóvil de Detroit (NAIAS, por sus siglas en inglés), el que ha anunciado que duplica su plan de inversiones en vehículo eléctrico para los próximos años. Unos 11.000 millones de dólares (9.300 millones de euros) en 40 vehículos electrificados (híbridos y eléctricos) hasta 2022, según explicó el presidente, Bill Ford en Detroit. De estos, 16 serán eléctricos puros. Supone incrementar significativamente sus planes de inversión, que ascendían a 4.500 millones hasta 2020. Esta inversión incluye una partida de gasto para aumentar las plataformas de producción de vehículo electrificado, como la que ya fabrica el Ford Mondeo híbrido en la factoría de Almussafes (Valencia).

La mayor inversión individual provendrá del grupo automovilístico Volkswagen, que planea gastar 40.000 millones de dólares para 2030 para fabricar versiones eléctricas de sus más de 300 modelos en todo el mundo. Sin comunicar el monto de la inversión, General Motor sí avanzó en Detroit que planea lanzar 20 nuevos vehículos impulsados por batería o células de combustible para 2023, la mayoría de ellos construidos en una nueva plataforma modular que presentará en 2021. La francesa PSA, propietaria de Peugeot, Citroën, DS, Opel y Vauxhall, avanzó durante el Salón de Detroit que tendrá opciones electrificadas de toda su flota para 2025, con 40 modelos nuevos de los que 16 serán eléctricos puros.

China está arrollando a Europa en el desarrollo de vehículo eléctrico y duplica las matriculaciones

También Daimler, propietaria de Mercedes Benz y Smart, ha comprometido una cantidad similar, 11.700 millones de dólares (9.500 millones de euros) para introducir 10 modelos eléctricos y 40 híbridos hasta 2025. Pretende electrificar su gama de vehículos al completo, desde los compactos pequeños hasta camiones pesados.

No se queda atrás la Alianza Renault Nissan Mitsubishi. Aunque no ha sido en Detroit, Nissan presentó en octubre su primer todocamino eléctrico y autónomo en el Salon de Tokio, en octubre. La alianza lanzará 12 vehículos eléctricos de aquí a 2022 en plataformas comunes, dentro de un plan de acción que incluye igualmente 40 modelos con diferentes niveles de sistemas de conducción autónoma y unas sinergias entre empresas de más de 10.000 millones anuales.

“Tesla va a tener una competencia real”, aseguró el presidente de Daimler, Dieter Zetsche, en la presentación del nuevo Mercedes Benz Clase G en Detroit. “Ahora, está sola. Pronto, estaremos todos”, aseguró. “Ahora la pregunta es, ¿vendrá el cliente con nosotros?”, cuestionó Bill Ford, presidente de la automovilística homónima en su conferencia en Detroit.

De momento, los clientes sí están con Tesla y su labor “ha despertado a la industria”, como reconocía el vicepresidente de Volkswagen, Francisco García Sanz, en un foro reciente en Madrid. Es la enseña más vendida en coche eléctrico del mundo, con 57.000 unidades entregadas hasta septiembre del año pasado, según los últimos datos disponibles y recopilados por la consultora especializada, Jato Dynamics. Tesla prevé cerrar el año con 100.000 unidades comercializadas de sus tres modelos, S, X y 3.

La automovilística es, sin embargo, incapaz, de momento, de hacer frente al aluvión de pedidos de su nuevo Model 3, su eléctrico más asequible. Ya ha retrasado hasta la mitad de año su objetivo de entregar 5.000 unidades a la semana, cuando pretendía haberlo logrado a finales de año. Tiene 400.000 reservas de este Model 3, para la los clientes pusieron 1.000 dólares por adelantado.

Un 1% de la demanda mundial son alrededor de 100.000 coches, una nimiedad en un mercado de cerca de 90 millones de vehículos que no parece justificar esta lluvia de millones. La expectativa es que crezca exponencialmente pero, como bien explicó el director de operaciones de Toyota para Norteamérica, Jim Lentz, “nos ha costado 18 años que los híbridos sean el 3% del mercado de EEUU cuando son más sencillos de cargar y más asequibles. ¿Cuánto puede llevarnos que los vehículos eléctricos alcancen el 4% o el 5% del mercado?”. Fuentes del mercado esperan que los vehículos eléctricos representen entre el 15% y el 20% de las matriculaciones para 2030, una fecha aun lejana para las automovilísticas.

Es por eso que aunque las empresas europeas vayan a invertir 52.000 millones en vehículo eléctrico; las estadounidenses, unos 19.000 millones y las automovilísticas chinas, otros 21.000 millones (al CES, llegó el todocamino eléctrico y autónomo de Byton, considerado la competencia china de Tesla), lo cierto es que buena parte de estas inversiones van a derivarse al final al mercado asiático. El Gobierno del gigante asiático ha establecido unas cuotas de venta de vehículos eléctricos al año (tienen que representar el 20% de las matriculaciones al año). Además, ofrecen subvenciones a los vehículos de este tipo fabricados en el país y beneficios de cara al próximo Programa de Créditos al Carbono, que entrará en vigor en 2019.

Con estos impulsos, China se consolida como el líder mundial de vehículo eléctrico, tanto en ventas como en producción. Los últimos datos disponibles apuntan a que las matriculaciones de coches eléctricos en China se han incrementado en un 126% en los nueve primeros meses, hasta las 227.000 unidades, tal. Es la primera región del mundo por volumen de ventas en este sector.

Este impulso tan fuerte supone que el gigante asiático arrolla en número de matriculaciones a todo el continente europeo. En el mismo periodo, entre enero y septiembre de 2017, se comercializaron 100.000 unidades eléctricas en toda Europa. Pese al crecimiento del 42% de estos automóviles en estos mercados, China duplica las comercializaciones del mercado europeo en los tres primeros trimestres.

La presidenta ejecutiva de GM, Mary Barra, sin concretar cuánto invertirá en vehículos eléctrico, sí ha avanzado por su parte que buena parte de sus inversiones se realizarán en China. Allí, la marca Cadillac de GM ayudará a encabezar “el movimiento más pujante de la compañía hacia la movilidad eléctrica” según el presidente de Cadillac Johan de Nysschen. En una entrevista con Reuters en NAIAS, De Nysschen avanzó que la compañía está preparando ya varios lanzamientos basados en su futura plataforma para vehículos enchufados, sin especificar cuántos, y no descartó que incluso se ensamblen en China.

+ Información: cincodias.elpais.com