logotipo

NOTICIAS

Honda plantea máquinas expendedoras de baterías intercambiables para motos eléctricas

29 de enero de 2018

Honda ha echado el resto en el Consumer Electronics Show (CES) 2018, celebrado a principios de año en Las Vegas. Durante el evento, el fabricante japones ha presentado toda una batería de propuestas entre la que destaca una con músculo para acabar con uno de los problemas clásicos de la movilidad eléctrica: la falta de autonomía y el tiempo necesario para la recarga de las baterías. Como alternativa, la compañía visualiza un futuro en el que las calles de cualquier cuidad se salpiquen de máquinas expendedoras de baterías intercambiables, en principio para motos eléctricas y otros vehículos de pequeño tamaño.

Esta es una de las ideas más potentes del concepto (que no proyecto ejecutado) que la japonesa ha bautizado como Honda Mobile Power Pack. Este, obviamente, se integra por varios componentes, el fundamental, los propios sistemas de baterías que, según este esquema, serían “portátiles, intercambiables y recargables”.

La aproximación es un giro completo al planteamiento actual. Así, pensado por lo pronto para motocicletas eléctricas, como la nueva Honda PCX Electric, además de para otro tipo de vehículos eléctricos de estas dimensiones, cada paquete de baterías contaría con una potencia de 1 kWh. Si a alguien le parece poco, Honda aclara rápido que el terreno está completamente abierto para escalar los sistemas, con la instalación de “múltiples paquetes de energía simultáneamente”.

Lo rompedor de la idea, más allá de sus posibilidades para escalar las baterías, llega con la introducción del concepto ‘intercambiables’. Así, si en cualquier otra circunstancia, el conductor de una moto eléctrica que se queda sin batería no tendría otra que ponerla a recargar y esperar a que eso ocurra, con Honda Mobile Power Pack el horizonte es bien distinto. De llegar a tomar cuerpo esta idea, en la misma situación, un conductor no tendría más que extraer la batería, meterla en una máquina intercambiadora y recoger de ella otra, pero cargada.

Estas máquinas expendedoras de baterías se emplazarían “en las esquinas de las calles”, según explica Honda, para que los conductores de motos pudieran tener siempre a mano una estación en la que reemplazar sus equipos. Estos sistemas, de los que no han trascendido muchos más detalles, no solo cargarían varios paquetes al mismo tiempo para que estos estuvieran a punto para el próximo usuario, sino que podrían incluso aportar energía a la red si esta se enfrenta a un pico de demanda.

+ Información: ecoinventos.com