logotipo

NOTICIAS

La tecnología LED que da luz, conexión a Internet, salud y belleza

10 de febrero de 2018

- Nuevos desarrollos aprovechan estas bombillas para brindar conexión LiFi, una tecnología que ofrece varias ventajas frente al WiFi tradicional. Otros, aportan soluciones para mejorar la salud y hasta tratamientos estéticos

"París en el siglo XX", así se llama la novela de Julio Verne que permaneció perdida durante más 130 años. En ella, el escritor francés imaginaba un telégrafo mundial que operaba como una gran red de telecomunicaciones. Su idea anticipaba lo que hoy es la Internet. 155 años más tarde, y desde esa misma ciudad, una empresa francesa desarrolla la tecnología que llevará a la red global, un paso más adelante: la LiFi.

La conexión Lifi, por "light fidelity" (o "fidelidad a la luz") es una nueva tecnología de comunicaciones ópticas que transmite datos a frecuencias de entre 400 y 800 THz en espacio abierto. Para hacerlo requiere un codificador – que va por detrás de la luminaria- que cambia la intensidad de la luz de manera muy rápida – hasta 10 mil millones de veces por segundo – .

Estos "parpadeos" – imperceptibles, como puede comprobar con mis propios ojos – transforman la información en forma binaria (0 y 1) y la envía por la onda de luz.

Como los teléfonos y computadoras de hoy no están equipados con tecnología que les permita descifrar estos códigos, es necesario utilizar una pequeña caja portátil que se enchufa al Smartphone o a la entrada de USB de la máquina y que es la que capta esa variación en la intensidad de la luz para "leer" la información codificada.

El LiFi, la conexión a internet a través de la luz que pretende superar al WiFi

Puede alcanzar los 10 Gbps de velocidad. Es unas 100 veces más rápida que la media de transmisión de un WiFi convencional

Ventajas de la LiFi

Esta nueva tecnología cuenta con varias virtudes frente a la conexión WiFi, que puede permitir reemplazar su uso o completarlo:

-Muy veloz: Puede alcanzar los 10 Gbps de velocidad. Es unas 100 veces más rápida que la media de transmisión de un WiFi convencional

-Más saludable: a diferencia del WiFi, la Lifi no transmite por radiofrecuencia, lo que la hace totalmente libre de las ondas electromagnéticas que afectan a los seres vivos e interfiere al resto de los equipos electrónicos. Frente a esto, la Lifi se vuelve una alternativa interesante para hospitales y jardines de infantes (en países como Francia, el WiFi está prohibido en los sitios a los que acuden menores de 3 años).

-Más segura: Permite una mayor seguridad a los datos en las redes locales. Hay un mayor control sobre a quién está llegando la luz (y la información) en cada momento. Ideal para instituciones bancarias o que requieren de seguridad (además, al no traspasar las paredes, impide la intromisión desde el exterior).

Por otra parte, no satura el espectro usado hoy por otros sistemas. Es ideal para sitios con mucha gente conectada al mismo tiempo, como estadios, aviones, salas de conferencia. Así, y por medio a la luz que ya se usa en eso lugares, se podrían descargar grandes paquetes de datos al alta velocidad sin ningún inconveniente.

No afecta el uso normal de la luminaria, ni se ve interrumpida por la presencia otras fuentes de luz (ya sea solar o de otras iluminarias presentes en el salón)

-Futurista: Hay aplicaciones que aún están siendo analizadas. Su desarrollador, el profesor de la Universidad de Edimburgo, Harald Hass, imagina aplicaciones innovadoras tales como colocar LiFi en las ópticas de los automóviles para que puedan proveerse conectividad entre sí, por medio de la luz.

-Seguridad interior: En tiempos de ciberataques, la LiFi puede ser una alternativa estratégica frente a un ataque a la conectividad del país.

-Ciudades Inteligentes: Varias ciudades estudian su incorporación al alumbrado público para ofrecer conectividad a residentes y turistas. Estonia realizó pruebas con velocidades de hasta 224 gigabits por segundo.

-Fácil instalación: No requiere cableado propio sino que se incorpora a la estructura de la luminaria.

+ Información: infobae.com